Obras
Vistas de instalación
Biografía

Marcos Ávila-Forero trabaja usualmente en terrenos difíciles o lugares inaccesibles tales como pueblos remotos en la Colombia rural. Su practica está basada en la investigación que conduce adentro de las comunidades y en conjunto con sus residentes, permitiéndole iluminar experiencias que se encuentran más allá del alcance de la comunicación convencional. En lugar de documentar el objeto de su investigación, Ávila-Forero se sumerge en los mundos que explora. Él ve su papel como el de un activista luchando por problemas sociales que considera importantes, no solamente como artista sino como alguien que simplemente usa el arte como una herramienta entre otras. 

En 2011 viaja al Amazonas donde realiza A Tarapoto, un manatí, presenta dicha obra en la exposición Le Vent d´Après y obtiene el premio Prix Multimédia Des Fondations De Beaux-Arts. En 2012 Viaja a la frontera Marrueco-Argelina y trabaja con varios migrantes clandestinos para realizar el video Cayuco - Una Estela de Oujda a Melilla. En 2013, tras recibir el premio Prix Découverte Du Palais de Tokyo, viaja a Colombia y trabaja con poblaciones desplazadas por el conflicto armado en un asentamiento llamado Suratoque; con ese mismo nombre y en el de las familias con las que se reúne realiza una obra y una exposición individual en el museo Le Palais de Tokyo. Más tarde recibe el premio Loop Awards 2014. Viaja de nuevo a uno de los epicentros del conflicto armado en Colombia para realizar el proyecto Atrato, que más tarde será expuesto en la Biennale di Venezia 2017 y adquirido por el Centre National des Arts Plastiques en Francia. En 2018 ha realizado dos exposiciones individuales significativas en Le Grand Café Centre d´Art en Francia y el Pori Museum de Finlandia.

Exposiciones