‘Nothing New’ de Carlos Aires en la ADN Galeria

María Muñoz, NEO2

Carlos Aires con el título de esta exposición Nada Nuevo/Nothing New se posiciona en contra de la presión auto impuesta a los artistas en busca de originalidad y en contra de aquellos que acaban viendo su arte convertido en un producto cuyo valor lo impone el mercado. Una visión contra la estrategia del capitalismo que logra mantener al consumidor constantemente expectante contra la dictadura de la novedad.

 

Las piezas expuestas, si bien nuevas, son representativas de la trayectoria del artista puesto que tratan todos los temas y elementos con los que Carlos Aires ha trabajado desde los años noventa: la música, las efigies de personajes populares y el dinero como representación del poder.

 

La muestra Nothing New se articula en dos espacios de la galería ADN y presenta cuatro piezas. Inicialmente, en el pasillo, los visitantes son recibidos por la serie Bienvenido Mister Marshall, siete metros lineales de billetes contiguos atravesados por un doble alambre con púas que repasan la historia reciente de España. La sala principal contiene la instalación Shadows, que realizada con porcelana, reúne más de 100 figuras típicas de Valencia en las que los personajes han sido pintados de negro como si fueran sombras.

 

Le sigue la serie Canciones de Amor Para Tiempos de Crisis, compuesta por 9 imágenes de gran formato realizadas con billetes de todo el mundo. Con ella se celebra la universalidad de la música. Finalmente la instalación Like Tears in Rain ocupa toda una pared con imágenes encontradas online que forman una vibración pictórica difícil de descifrar en la distancia, pero que revela un grupo de gotas doradas que se deslizan por la pared cuando nos acercamos a ella.

 

El artista trabaja con diferentes artesanos especializados en cerámica, metal o madera. Como resultado, sus obras tienen un acabado sofisticado que contiene trazas del Barroco, un estilo muy presente en la cultura andaluza en la que creció Carlos Aires, como se refleja en el uso de superficies doradas y la gran profusión de elementos, de los que se deriva una estética nostálgica y kitsch. La exuberante materialización ofrece, sin embargo, una profunda crítica a la sociedad actual. La visión irónica del artista señala, sin caer en la vana provocación, una sociedad de consumo inmune que se muestra poco impresionada por las grandes catástrofes de nuestro tiempo. A tal efecto, recurre al imaginario del público mediante el uso de imágenes de los medios de comunicación o de las efigies de diferentes personajes populares.

 

Acercarse a la figura de Carlos Aires significa abrirse a la posibilidad de un arte en el que conviven elementos antagónicos; perversión, catástrofe, fiesta, violencia, deseo, pasión, sufrimiento, muerte. Su obra es en definitiva la apertura de un espacio lúdico y trágico a la vez que señala una inesperada equivalencia entre el dolor y el placer.

January 22, 2020
74 
of 84